REVISORÍA FISCAL

Esta labor se desarrolla en forma eficaz, independiente y objetiva; otorga garantía a los administradores, propietarios, terceros y entidades de vigilancia y control sobre la razonabilidad y pulcritud de las operaciones financieras, de la eficiencia y eficacia de los actos de los administradores, sobre la efectividad del sistema de control interno y sobre el cumplimiento de las normas estatutarias, tributarias y legales que le son aplicables a la empresa o entidad.

Beneficios

1. Revisoría Fiscal con un enfoque integral. 7. Informes que constituyen apoyo importante para la administración en la toma de decisiones.
2. Visitas periódicas debidamente coordinadas con la  administración. 8. Servicio prestado en forma personalizada.
3. Auditoría de control interno, la auditoría financiera, la auditoría de cumplimiento y la auditoría de gestión. 9. Cumplimos con la Norma Internacional de Control de Calidad (NICC)
4. Aplicamos y utilizamos la metodología recomendada por nuestra membresía internacional. 10. Ofrecemos soluciones reales y concretas de acuerdo con las necesidades particulares de cada uno de nuestros clientes
5. Contamos con profesionales certificados internacionalmente en NIA, emitida por el ACCA. 11. Tanto la firma como nuestros profesionales cumplimos con el Manual de Código de Ética para Profesionales de la Contabilidad.
6. Cumpliendo con las Normas de Aseguramiento de la Información. 12. Utilizamos herramientas tecnológicas actualizadas para el desarrollo de nuestro trabajo

Comunícate con nuestro departamento

    Menú
    ¿Debo declarar?

      ¿Tus ingresos en 2021 fueron superiores a $50'831.000?


      Debes declarar Renta

       

      ¿Tu patrimonio al 31 de diciembre de 2021 supera $163'386.000?


       

      ¿Tus compras con tarjeta de credito durante 2021 superan $50'831.000?


       

      ¿Tus compras sin importar el medio de pago en 2021 superan $50'831.000?


       

      ¿Realizaste consignaciones bancarias en 2021 superiores a $50'831.000?


       

      X
      ¿Debo declarar?